lunes, 15 de septiembre de 2008

Tenemos prisa

Ayer me di cuenta de que tenemos prisa por todo. Por que pasen las cosas y por que se acaben. Por salir de dudas. Se nos ha olvidado que perdiendo el tiempo aprendimos muchas de las cosas importantes que hoy sabemos.

Perdonadme, hoy no quiero ser muy concreto. Son cosas del verano, que aún está aquí, pero marchándose. Esta mañana subí las bicicletas del garage al cuarto de los trastos. Más tarde me tocará guardar el balancín. Doblar la hamaca. Y ya, por último, soltar la tortuga en la piscina. Menos mal que este año la hemos aprovechado hasta el último día y no ha habido que ver cómo el agua azul se iba volviendo verdosa poco a poco.

Ahora la tortuga nada feliz por un lugar cien veces mayor que el cubo en el que pasó los últimos meses y yo le doy vueltas a la idea de que tenemos prisa por todo. Y no deberíamos.

En el AVE de vuelta a Madrid, una pantalla me informa constantemente de la velocidad que llevamos. 260 km/h. Y a mí qué.

La tortuga de mi casa, en su primer baño de septiembre.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes razón en eso de que vivimos en la prisa. Nos pasamos la vidas corriendo como el conejo de Alicia (no llego, no llego) y no nos paramos a nada. Y lo peor de todo: tenemos prisa en nuestras relaciones: queremos el príncipe azul a la voz de ¡ya!, y que todo marche sobre ruedas. Y si hay que esperar un tiempo prudencial a que la cosa funcione ni siquiera nos lo concedemos.
Y hoy en día, si hay un verdadero lujo es tener tiempo. Mi vida es mi tiempo: para estar solo, para ver a amigos, para leer, para cocinar, para escribir un comentario en este blog, para oir a Rufus (y hacerlo tirado en el sofá, no en el mp3 por la calle mientras corro), para tomar un vino...Y eso que en el Sur sabíamos mucho de no tener prisas.

Besos,

BEING BORING

La Semana Fantástica dijo...

Buena intuición la tuya, querido Being Boring, por ahí iban los tiros. Y yo que pensé que me había puesto difuso...
Lo de lujo=tiempo es el leit motiv de mi vida, más aún desde que dejé mi trabajo para lanzarme a otras aventuras laborales. Por eso lo hice.
Lo que dices que ha recordado unos versos preciosos de un poeta paisano nuestro que me gusta mucho, Mario López: "la salobre ternura que en el Sur se merece / quien va solo y callando tanto peso de cielo...".

chuikov dijo...

Hace poco leí que los japoneses hacen tours por Europa de sólo 7 días (con desplazamiento incluido).

Anónimo dijo...

No me hables de Mario López, ni de otros poetas de Cántico, que me hacen echar de menos a la colonia patricia de Córdoba y al mar de Málaga, donde ellos fueron tan felices...con tiempo para serlo. (Me refiero a Málaga, en Córdoba, como sabes, no lo fueron).

Planetote dijo...

Esas es la clave, tener la fuerza necesaria, para, parar los auto mitismos y adiciones hacer realmente lo que se quiere hacer, sin culpabilidades de lo que no se ha hecho y vivendo conscientes de lo que si k hemos decidido hacer.he dicho.

La Semana Fantástica dijo...

No nací para ser japo, chuikov. Me lo acabas de hacer ver.

Qué poemas los de Baena y Málaga, Boringanónimo... Me voy a pegar un atracón de Cántico ya mismo en tu honor.

No suelo sentir culpabilidades por cosas que hice, Planetote. Lo que no quiere decir que no me arrepienta de cosas que he hecho. Nunca entiendo por qué la gente siempre responde en las entrevistas "no me arrepiento de nada". Yo sí.

Lara dijo...

El fin del verano siempre es un peso de existecialismo.
Yo No QUIERO vivir así.
(no quiero no quier no quiero no quiero no quiero no quiero)
(y justo nos ponemos a trabajar por objetivos, fechas de entrega, arg)
(no quiero no quiero no quiero)
(fechas de entrega NO: mejor ciclos lunares)
(y tortugas)

Lara dijo...

tortuga
tortuga


tortuga



sí...

38 grados dijo...

Así va todo el mundo en el metro, que parece que hay un incendio detrás de ellos...
Cada día intento buscar un hueco para "desesprisarme". No siempre lo consigo, pero lo intento.

La Semana Fantástica dijo...

Intentaremos crear esos ciclos lunares dentro de nosotros, Tortuga Lara, a pesar de los plazos y empujones... A mí la luna cada vez me pone más tonto en las noches en que se llena.

El metro. Mal sitio para buscar la calma. Menos mal que existen los iPod y similares, 38...

Toshiaki dijo...

Quizá tenemos prisa porque la vida es corta... Y la gente ansiosa.

La Semana Fantástica dijo...

Aprendamos de las tortugas, toshi, que cuando quieren, corren como locas y se esconde debajo de un seto. Y no hay quien las encuentre.

Sunion30 dijo...

La sensación de prisa sólo indica estar en un limbo entre dos estados, uno del que huimos y otro al que no hemos llegado. Un poco estar "como vaca sin cencerro" pero encima nervioso.
Bien por aquél que pueda reirse de las velocidades y jugar con sus números 260 km/h, 620 km/h, 026 km/h que más da...
Deberíamos tomar ejemplo pero nunca dejar de correr. El detalle está en a qué velocidad.

un abrazo,J.

Un abrazo, J.

contraportada dijo...

La cuestión es buscarte tu espacio: tu hueco y tu ritmo. Como en esas imágenes en que una persona está parado en medio de la multitud que se mueve a su alrededor. Nadie puede afectarte en eso. Nadie puede entrar ahí.
Quizás vaya más de esto, de buscar el propio ritmo, que de dejar de ir rápido.

La Semana Fantástica dijo...

Hasta paradas, las vacas sin cencerro se pierden, Sunion, es verdad.

Ritmo interior. Ritmo lento. Gracias, contraportada.

Música dijo...

Querido Fantástico de mis entretelas, yo tb me arrepiento de cosas, no siento culpa, pero hay cosas que podía haber evitado, me gusta aprender y ser cada día mejor persona, es por ello que creo sea interesante tomar conciencia de lo que se podía haber evitado.
38 grados: me he matriculado este año de esa nueva de libre configuración: "Fundamentos del desesprisamiento"
TOSHI: la vida es corta pero ANCHA. Es verdad q la gente es muy ansiosa y nosotros tb y y ...hay que respirar más.
Recomendación Literaria: cuento de la Liebre y la Tortuga.
Un deseo: disfrutad de cada momento y si veis que va a ser un petit momento, sonreid lo primero para que se os empape el alma y no olvidéis que cada momento es único e irrepetible

Carol dijo...

Buf, y que lo digas... Cuando llegué a la capi aluciné al ver a todo el mundo corriendo de un lado a otro y me dije que jamás perseguiría a un autobús... pero mentí. Prisas para llegar y para irte, y a saber qué nos perdemos en el camino.

PD. ¿En serio tienes una tortuga grandota???

Pi dijo...

Qué va! que nos den toda la caña del mundo, que queda mucho por delante, Fantástico mío, Necio de mi vida y mis años mozos. Tiempo al tiempo.

("como vaca sin cencerro", qué bueno! y yo con uno con lazo verde decorando una de mis estanterías, he ahí, me he dejado el cencerro en casa, jejejej)