domingo, 28 de septiembre de 2008

Take a lover. Ha muerto Paul Newman


Ayer se murió Paul Newman, y no quiero ver más reportajes que nos cuenten que, además de estar bueno, era muy bueno porque estuvo casado con la misma mujer no sé cuántos años y porque colaboraba con varios proyectos altruistas. Ayer murió y no me da pena por él, sino porque de pronto parece que el color de algunos de mis recuerdos pierde un poco de contraste. Posiblemente era el más guapo. Aunque prefieras la belleza más ruda, como es mi caso, y entonces seas más de Gary Cooper. Aunque lo tuyo sean los rubios de mandíbula inabarcable, y te vaya más un Robert Redford. Da lo mismo. Cuando una concentración de belleza como la de Newman se marcha uno se apena, y se siente un poco bobo por ello.

Hay muchos Paul Newman, pero el que yo siempre recuerdo cuando oigo su nombre (que suena a falso, a perfecto, a sintagma del diccionario, a frase hecha: Paul Newman) es el Brick de La gata sobre el tejado de cinc. Esa película que vi cuando era un moco y entendí a medias, pero que me dejó extasiado. Posiblemente fue una de las primeras veces que relacioné el cine con el deseo carnal; pero no el que se produce entre los protagonistas, sino en la butaca. Cuentan que el director, Richard Brooks, pensaba rodarla en blanco y negro, pero que tanto azul pálido en ojos de Newman y violeta en los de Elizabeth Taylor le hizo cambiar de idea. Gracias a Dios que lo hizo.

Mi recuerdo de esa historia tiene dos momentos. El primero, el de esa tele de programación única que muchos recordamos. La que, cuando había buena película, te colocaban delante después de haberte bañado y colocado la bata de franela. En mi casa, las buenas películas siempre fueron algo sagrado. El segundo es de muchos años atrás, en versión original, solo ya en mi casa y descubriendo “la otra historia” que corre por debajo de esas discusiones matrimoniales entre Newman y Taylor, la que me hizo identificarme esta vez más con él que con ella, y no al revés, como supongo que me pasó de niño.

Creo que voy a verla por tercera vez, aunque quizá esto haga que me sienta un poquito más viejo, porque ya no habrá sorpresa, sino nostalgia. Pero lo haré, aunque sólo sea para volver a sufrir con ese take a lover que le suelta Newman a la deseperada y preciosa gata.



13 comentarios:

Pablo Gamo dijo...

Mi Paul Newman predilecto es el de 'El Golpe', al fin y al cabo es una de las tres pelis que puedo ver en bucle, una y otra vez sin cansarme jamás.

Un saludo

Planetote dijo...

Fantastico, seré de los pocos, que la muerte de Paul,no le haga tilin, pero asi es y es que de todo no se puede ser seguidor.Aún así, os acompaño en vuestro sentimiento.

El secreto de la Coca Cola dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Semana Fantástica dijo...

Gracias por el pésame, Planetote...

Así que el de El Golpe, Pablo... Y el de los demás fantásticos, ¿cuál será? El de cantaruxa lo sé. El de música me lo imagino...

chuikov dijo...

A mi también me encanta El Golpe. En esa peli él se come a Robert Redford. Cuando va de primer plano de Paul a primer plano de Robert, no hay color.

Anónimo dijo...

Hola:
Me enteré de la muerte de Newman en una tarde lluviosa en Córdoba, mientras la cabeza la tenía en otro lado (y el corazón también). Mi Newman favorito es el de "Dos homb4res y un destino", llevando a Katharine Ross en bicicleta mientras sonaban las notas de "Raindrops keep falling on my head" de Burt Bacharach (mi autor de canciones preferido junto a Cole Portes y Tennant & Lowe). Esa tarde escuché las raindrops, pero las gotas no caían sobre mi cabeza, sini sobre mi corazón.

BEING BORING

Anónimo dijo...

Perdona, pero por escribir deprisa he puesto algunas tonterías: me refería a Cole Porter (terminado en R) y en vez de sini quería decir "sino".

BEING BORING

La Semana Fantástica dijo...

Revisionaré El Golpe ya mismo, chuikov. Para disfrutar.

Yo también me enteré en esa misma tarde y en Córdoba, Being Boring. Ahora, si la recuerdo con esa banda sonora, no me parece tan triste.

Música dijo...

Llovía en Córdoba y estaba comiendo con mi familia cuando dieron la noticia por televisión...mi madre y yo nos miramos y se nos saltaron las lágrimas...ella siempre fué de Paul Newman, y como hija de buena madre soy una prolongación de ella, fue ella la que me presentó la Gata sobre el tejado y ella que no es de gustar que se diga: ay que guapo es este o aquel, con Paul Newman siempre dice: "es que es quien es!".
Yo me quedo con el de La Gata, y me pasó como a tí Fantástico, que cuando más pequeña empatizaba con ella y de grande..., ya sabes, catarseando de un lado a otro. Me gusta que se haya ido cantando bajito, eso si me gusta. Me encantó como papá de Kevin Costner en Mensaje en una botella, ...este tipo siempre llenaba la pantalla y no recuerdo ningún papel que no supiera dignificar.

La Semana Fantástica dijo...

Catarseando, siempre, eso es, Música.

Música dijo...

a q te tiro un tomate?

La Semana Fantástica dijo...

No te atreverás...

Música dijo...

cooooooooomo?, con quien te crees q estás hablando???, q te maten con tomate!!! jajajaja