martes, 17 de junio de 2008

La Semana Fantástica de La Semana Fantástica II

IF YOU EVER NEED A STRANGER (TO SING AT YOUR WEDDDING)

Hoy la cosa se va a Suecia. Suecia, donde estuve el verano pasado, en las preciosas playas del sur, en casa de Emmi. Gracias, Emmi. Yo no sabía que las suecas eran tan encantadoras hasta que te conocí.

Ya lo habréis escuchado mil veces, hay una turba de grupos de pop sueco independiente… Pues bien, Jens Lekman es uno de mis favoritos. El niño sueco de mis ojos. Y de todas sus canciones, me quedo con ésta.

If You Ever Need A Stranger (To Sing At Your Weddding)
(When I Said I Wanted To Be Your Dog, 2004; Jens Lekman)

If you ever need a stranger
To sing at your wedding
A last minute choice
Then I am your man
I know every song, you name it
By Bacharach or David
Every stupid lovesong
That's ever touched your heart
Every power ballad that's ever
Climbed the charts.

You think it's funny
My obsession with the holy matrimony
But I'm just so amazed to witness true love
And true love can be measured
Through these simple pleasures
They are waiting there for you
To be discovered.

I would cut of my right arm
To be someones lover
Maybe I'll meet her there tonight
At the wedding buffee
I walk up to her
When she's caught the bouquet
And oh, it's just like a whirlwind.

Aquí se la traduzco a los que no saben inglés. Traducción a mi manera, espero que nadie que sepa más se ofenda… Puede que meta la pata en alguna línea…


Si alguna vez necesitas a un desconocido (que cante en tu boda)

Si alguna vez necesitas a un desconocido
Que cante en tu boda
Un apuro de última hora
Soy tu hombre.
Me sé todas las canciones
De Bacharach o David
Todas esas tontas canciones
Que alguna vez te han tocado el corazón
Todas esas grandes baladas
Que reinaron en las listas de éxitos.

Te hace gracia
Mi obsesión por el santo matrimonio
Pero simplemente es que me asombra ser testigo del amor verdadero.
El amor verdadero puede medirse
Con estos simples placeres
Allí están, esperando
Que los descubras.

Me cortaría el brazo derecho
Por ser el amor de alguien.
Quizá la encuentre allí esta noche
En el banquete de boda.
Me acerco a ella
Cuando haya cogido el ramo
Y… es como un torbellino.

Desgraciadamente la canción no está en Youtube, sólo una versión… Conseguidla como sea (os pongo aquí otra para que veáis de qué va el Jens Lekman éste tan majo). La otra, la de la boda, es tristona, lenta, quejica, pero con un punto de ironía que la hace más inteligente. No me reconozco en esa obsesión por las bodas, no (a las últimas a las que he asistido me remito), pero me imagino perfectamente como el cantante de la orquesta, interpretando Reloj no marques las horas o Lo juro, lo juro, lo juro mirando a los ojos de la novia hasta que le cayese una lagrimita…

En lo que sí creo es en las canciones de amor. Que no es lo mismo que creer en el amor verdadero ni en todo lo que los boleros dicen. Creo en las sensaciones que transmiten. Y en que son el regalo más bonito que se le puede hacer a alguien a quien se quiere.

13 comentarios:

Patrice dijo...

Yo voto lo mismo; regalar canciones es de lo mejorcito que se puede regalar.

no conocía a este señor sueco. Me lo apunto porque me ha encantado la canción.

Besos

La Semana Fantástica dijo...

Tiene dos discos y un recopilatorio de canciones que publicó en otras grabaciones. Los dos discos los tengo y no sé cuál me gusta más...
http://www.jenslekman.com/collections.htm

Jon Doe dijo...

Amor verdadero. Siento amor verdadero a menudo en realidad. No uso otro. Hasta para poco amor lo hago en verdadero.

Otra cosa es el para siempre...

Un saludo.

Anónimo dijo...

jo, que guay, que guay, que guay!! Gracias Emi!! Que bien nos lo pasamos el año pasado. Nunca me olvidaré de ese viaje en bici y tu sin silla, con el palito en el culito.. pobre...
A mi también me encanta jens Lekman. Escucho Night falls over Kortedala todos los días en el trabajo. Sabes que Kortedala es un pueblito en las afueras de Gotemburgo?
besitos!!!
Em(m)i

cantaruxa dijo...

canciones de amor, las que tanto nos gustan porque hablan exactamente de lo que más nos importa, de lo que sentimos...y, ¡vaya!, qué bonito, qué simple, qué bien que a todos nos pasa: amores y decepciones y sigue la montaña rusa...
así ha sido desde el principio de los tiempos y ya virgilio se despellejaba porque no le hacían caso y así será, el futuro en blade runner, mientras no tengamos otro...

cantaruxa dijo...

Love, Love, Love

La Semana Fantástica dijo...

Joder, estoy leyendo esto recién levantado de la siesta, un momento no muy brillante en mí, y me habéis puesto las pilas con esos comentarios.

Estoy ABSOLUTAMENTE de acuerdo contigo, jon doe. La grandeza o verdad de algo no está en el reloj.

Yo pensaba que Kortedala era un lugar inventado, como de cuento, Emmi. ¿Y resulta que pasamos cerquita? Ay madre, ese paseo de madrugada con aquel sillín de 1914...

Contigo, cantaruxa, comparto como con pocos esa pasión por los temas clásicos de corazones rotos y odios... Un abrazo para las Rias Baixas!!!

Música dijo...

que cosas, en el anterior blog te pongo que quiero ser sueca y tu te marcas esto jajaja

La Semana Fantástica dijo...

anda, pues ha sido el subconsciente, música!

38 grados dijo...

Cuando leí que la cosa iba de suecos/as pensé en ABBA. Ay qué estándar que soy, coño!

Echaremos un vistazo a Jens, porque yo, romanticón, un rato.

La Semana Fantástica dijo...

jajaja, ABBA también está muy bien, pero para otro momento... Espero que te guste Jens, 38.

La Semana Fantástica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pi dijo...

Llego tarde. Sorry, no estoy bloguera últimamente, rey. Sólo contigo.
Que sí, que una canción regalada es sagrada, ay de aquel que se atreva a regalarla a otra! ¿Se acordarán de las que he regalado?