jueves, 29 de mayo de 2008

Es como contar El mago de Oz, pero al revés

"ES COMO CONTAR EL MAGO DE OZ, PERO AL REVÉS."
(Justin, Queer as folk, último capítulo, temporada 3)




Día tonto. No puedo ni contar mi rutina, porque no la hubo. Intento rematar la tarde viendo unos capítulos de Queer as Folk, serie bastante boba, obvia y absurda, que sin embargo de vez en cuando me engancha.

Último capitulo de la tercera temporada. Empieza en color, claro, pero pronto, según ocurre alguna cosilla desagradable, pasa al blanco y negro.

Y dice Justin eso. Es como contar El mago de Oz, pero al revés.

Y encima, ayer, se me quemó la marmita.

En fin.

14 comentarios:

Lara dijo...

Ya sé que no es bonito que se queme una marmita.
Ni que tú escribas así, como triste.
Pero ¿sabes? Me encantan estas tres crónicas tuyas. Día crónico, más que crónica del día.
Yo te veo disfrutar de ti mismo, mirando embobado escaparates a cuadros y partiendo cebollas y durmiendo siestas de quince minutos.
Como en todas las decisiones importantes que has tomado este año (incluida la de comprar bonito en el mercado), te aplaudo, una vez más.
Tú sigue dándole fuerte a la vida...

38 grados dijo...

Entonces sería algo así como "OZ DE MAGO EL", o más bien algo así como "ZO ED OGAM LE".... Ay mira, no hagas mucho caso del tal Justin, que le veo bastante descentrado.

Lo que sí que me fastidia es que se te quemara la marmita....

La Semana Fantástica dijo...

Días crónicos... Qué bueno, lara. Mira, si al menos he escrito algo que te gusta, de algo habrá servido tanto día bobo.

Y sí, 38, lo de la marmita es lo peor, a Justin no le hago caso, es un criajo. Menos mal que mi madre me dio una solución para quitarle un poco de sabor a quemado. Y sí, algo se le quitó.

Sunion30 dijo...

Pues no sé Mr.Week, quizás sea por mis dulces recuerdos infantiles y cierto punto retro, pero las imágenes en blanco y negro tienen mucho (no de alegre, eso lo sé) de una calmada y dulce melancolía que a mi me da cierto gustillo. Cuando pienso en pelis de blanco y negro me salen unas alas que me empujan a volar. Así no me arriesgo a los tifones, como Dorothy.
Intenta darle la vuelta.
Un abrazo, J.

Música dijo...

a veces hay que dejarse llevar por los tifones..., en esta vida hay dos tipos de cosas: las que podemos controlar y las que no, dejarnos llevar, quizás nos deje el tifón en un bonito inesperado sitio lleno de cosas a descubrir.
Mi amada y fantástica montañita rusa sin perder su esencia y días extraños...sabía yo que no me equivocaba cuando me enamoré de tu hermosa voz en aquel cumpleaños cordobés

La Semana Fantástica dijo...

No sé cómo se le da la vuelta, J. Pero gracias por ayudarme a ver el blanco y negro como melancolía. Me voy a quedar en ella un rato.

Ay, música, recuerdo aquel cumpleaños como si fuese ahora mismo. No todos los días se juntan dos antonios y una antonia en un mismo sofá! jajaja. Pero yo me quedé con lo mejor, por supuesto. A pesar de esa voz que... Es curioso cómo a veces lo que no nos gusta de uno mismo es lo que llama la atención del otro. En lo que sí coincidimos tú y yo en lo de los tifones... Nos gustan, pero no por inconsciencia, sino porque nos llevan y traen. Nos gusta entrar y salir, como decía Buika, como decía Roci.

Madre mía, si me descuido escribo otra entrada... jajaja.

Música dijo...

claro que no es por inconsciencia, sabemos que la vida sabe más que nosotros. Un brindis que me encanta corregir: cuando alguien apunta: "que la vida nos sonría", yo siempre digo: "que nosotros le sonriamos a ella", a veces es complicado pero es molto importante no perder esta perspectiva, por humanidad, por salud mental, por miles de cosas...y esos encuentros de tanto Antonio junto...si es que no se pué con tanto arte!
Los recuerdos...el único paraíso del cual uno no puede ser expulsado (a mi me gustaría que de algunos me echaran de una patá en el culo jiji)

La Semana Fantástica dijo...

La vida sabe más que nosotros...

Qué bueno.

Pi dijo...

Y yo que no he visto el mago de oz, o sí, y me aburrió. Ese rollito pelis antiguas... mary poppins y sobreactuadas... no sé.
Queer as folk sí que me gusta, aunque sea boba...
hummmmmmm, perverso Bryan Keany o como se escriba...
Ya me darás el truco para que las cosas no huelan a quemado. Mañana, you and me, cocido en ávila...

La Semana Fantástica dijo...

Anda, mujer, si lo bueno es la sobreactuación, que lo hace todavía más falso y por tanto más creíble... Bueno, no hagas caso, son cosas mías.

Brian al final se va haciendo bueno... Quieres que me lleve unos capítulos para ver después del cocido? Qué ganas de tu cocido!!! Y es que me hace falta, amiga.

Toshiaki dijo...

Sí, en esa serie donde todo es puro cliché de vez en cuando sueltan una frase que te deja las piernas temblequeando.

Por eso siempre hay que llevar los plastidecor a mano, ¿no?

Saludos y algún beso que otro. Hoy es domingo y tb tengo el día tonto.

La Semana Fantástica dijo...

Espero que tu domingo se enderezase un poco, toshiaki. Tú debes de ser también de los que lleva las ceras en el bolsillo para esos casos. Yo lo pasé en Ávila, en la crepeguí del Cardhu, y me hicieron falta... Vaya nubarrones.

fer dijo...

ánimo vecino.

Jeanne dijo...

Venga venga, ánimo...no valen excusas :-)

La semana fantástica es para comprar y comprar y ser feliz y para sonreir y quemar marmitas...... así puedes seguir los consejos de tu madre y verificar si funciona el truco para evitar el sabor a quemado.

Así que venga, ponte las pilas, ve a por bonito y cebollas rojas y patatas de las que dejan las manos manchadas de tierra....y cocina una nueva marmita para nosotros...y enseña una foto del plato ummmmm

Adiós día tonto
bienvenida nueva marmita
.....oido cocinaaaaaaa.....

:-)