domingo, 18 de mayo de 2008

El patio de mi casa

"EL PATIO DE MI CASA..."
(...es particular.)


Sé que no es la vista que Virgina Woolf habría soñado (ni yo) desde su cuarto, ni los arcos de la Plaza Mayor ni una playa del Sur, pero hasta los 18 años fue mi paisaje, y desde el miércoles lo ha vuelto a ser gracias a eso que algunos llaman teletrabajo, otros homeoffice, otros más petardos freelanceo… Trabajar en casa, y esta vez, la casa de mis padres.

Yo viví en Córdoba hasta que cogí la maleta y me fui a estudiar a una universidad del Norte, como a mí me gustaba decir por aquel entonces, porque me sonaba a novela de Gaite o Delibes. Suelo volver cada tres o cuatro semanas, algo que mis amigos de Madrid a menudo me reprochan… ¿Otra veeeeez? Pues sí, hijo, es lo que tiene. Suelo responder eso, cuando en verdad quiero decir que me apetece, que me viene muy bien ese regresar a un lugar donde saben lo que fuiste hasta los veintipocos, que es saber mucho. Mucho. Uno crece, cambia, se descubre, se vuelve a descubrir, pero siempre tiene dentro ese chaval que tenía que sacar la cabeza y doblar el cuello hacia arriba para ver si estaba nublado o hacía sol en aquel cuadrado de cielo. Y que era feliz con ese cuadrado de cielo, pero eso no le impedía desear mucho más...

Me deja sin parole ver que la vecina del cuarto sigue afilando los cuchillos en el poyete (sin importarle que en el piso de abajo, el nuestro, haya lo que haya tendido), que por las noches la banda sonora incluye siempre un batir de huevos para la tortilla, que las madres siguen hablando con sus hijos a gritos de una punta a otra de la casa (con el patio en medio, claro, pero eso da igual…), que las quinceañeras se ponen la radio a volumen máximo para arreglarse los sábados por la tarde, que el sonido de las ruedas del tendedero de enfrente es una forma de compañía y que el patio de una casa cuenta cómo son las familias españolas mejor que cualquier ensayo de Amando de Miguel.

Ahora es domingo y debo ducharme ya mismo, porque vienen todos mis hermanos a comer a casa. Y eso, cuando uno tiene familia numerosa y más de 30 años, significa niños, parejas y alguna tía soltera. Diecisiete personas. Es que hoy sólo vienen los de casa… Y luego yo mismo me extraño de por qué me gusta tanto pasar la tarde en el silencio adormecido del runrún del portátil…

16 comentarios:

lifeonmars dijo...

Felicidades por este estupendo post. Precioso, de verdad. Y enhorabuena por tu vuelta (espero que temporal) a las raices.
Los de la capital te echamos un poco de menos.

Ánimo y mucha suerte.
Besos.

PD: Por cierto, este verano se casa mi hermano en Córdoba. Ya te contaré lo que es disfrutar de una boda en esa preciosa ciudad ¡un 12 de julio! Ya me lo estoy imaginando. Tengo muchas ganas.

Pi dijo...

Ayyy, Fantástico, y no hablas de los tupper que tanta gracia le han hecho toda la vida (porque los años que llevamos de amistad ya empiezan a ser toda una vida). En el fondo siempre te he envidiado esas ganas de volver a casa con tanta frecuencia, envidiado por aquello de que vuelves a donde perteneces, a tus paisajes de siempre, vaya, pero, hijo mío, qué palizas te metes por mucho ave que te eche una manita...
Lindo post. Y no te creas, nadie ha perdido la memoria, simplemente se ha adormecido. Es lo que tienen las distancias, supongo.

La Semana Fantástica dijo...

Es sólo unos días, lifeon, mañana ya duermo otra vez en Madrid. Lo del 12 de julio por aquí puede ser mortal. Espero que tengas un traje bien fresquito... Eso sí, si puedes, vete al cine de verano el día antes (o después) de la boda. Es un lujo que en pocos sitios está tan arraigado como aquí.

Claro, Pi, los tupper que no falten en el AVE de vuelta. ¡No saques trapos sucios!

Sunion30 dijo...

...como Pi envidio ese deseo de volver a tus orígenes, desde mi visión de alma aduanera. O simplemente, mi madre le llama "ser un descastado" :)

Pero hay orígenes que no coinciden con lo que uno ha vivido. ¿Será que hay una génesis oculta y que desconocemos? Me atrevo a pensar que sí...

p.s. el momento tupper ("¿te pongo unos calamares?"te pongo también un flan") jaja

martin dijo...

Dime, por favor, que esa tela marrón que cuelga del tendal es una faja...

La Semana Fantástica dijo...

Sí, existen esos orígenes creados, sunion. Pero yo me atrevo a pensar que los otros están abajo, más profundos...

Lo es, martín. Por algo las corseterías más famosas de Madrid se llaman FAJAS RUIZ, que es mi apellido.

Lara dijo...

Lo de la ventana es total. Yo también tengo grabada la mía (y fotografiada, de antes y después). Creo que es por las horas de adolescente que pasa uno ahí encerrado (a veces una jaula, a veces un refugio).
¡Qué bien hiciste saliendo de la ofi, compañero!
Que tengas una feliz vuelta a tu otra casa.
Besazo.

La Semana Fantástica dijo...

Poblado estoy de muchas azoteas, decía Alberti...

Yo, de ventanas, también.

Música dijo...

Me encanta verte así, sentirte así sabiendo QUIEN ERES Y DE DONDE VIENES, preparado para amar todo lo que la vida te ofrece, ya sea escuchar batir los huevos de la tortilla de la vecina que te lleva a otros tiempos, como cuando consigues algo anhelado, sabes disfrutar tanto porque SABES DE DONDE VIENES, lo aceptas, lo respetas y lo amas....TE AMAS, sigue cuidando al que fuiste, siempre está en tí, como las muñecas rusas, dentro de tí...todos los que fuistes y en tu caso es maravilloso que se lleven bien. Yo los adoro a todos, es fácil cuando ves a alguien que se lleva bien consigo mismo hacerse una idea de quien fue en otros momentos con las alitas pequeñas...

Anónimo dijo...

hOLA EmI!!! Hace mucho que no me paso por aqui. Estoy tan liada!!! Mañana Scott y Lidia. Nos vemos allí no?
besi grande
Emmi

La Semana Fantástica dijo...

Qué bonito lo que dices, música-A. A veces pareces un libro abierto. Y un libro de los buenos, claro!

Sí, Emmi, más conocida como "la madre de la Pantoja". Allí estaré con tu niña.

fer dijo...

1.-PRECIOSO EL POST.CUÁNTOS OLORES Y CUÁNTOS SONIDOS. UN PEDACITO DE MAGIA COTIDIANA.
2.-CABRÓN QUE VAS A VER A SCOTT Y YO MIENTRAS CON EVA HACHE
3.-EL CRUSAITO
4.-EL ROBOCOB.

IRAS A LA CUISINE.?
POR SUPUESTO QUE SÍ, Y ME CONTARÁS EL CONCIERTO CON PELOS Y SEÑALES.
BUENO, ME CONFORMO CON LAS SEÑALES.

La Semana Fantástica dijo...

Últimamente la gente me habla por puntos... ¿Será que soy un poco torpe para entenderlo en párrafo? jajaja

1. Muchas gracias guapo.
2. Dile a Eva que te deje, hombre.
3. El maikelyakson.
4. El chikichiki.

Pues... supongo que sí, que bolliciaré un rato, claro. Y te contaré todo, hasta los pelos de la barba de Scott.

Toshiaki dijo...

Qué buen olor dejan este tipo de post.

A mí, sin embargo, me está ocurriendo lo contrario. Me da mucha pereza cuando tengo que venir a mi ciudad natal. Quizá es porque no soy freelance y tengo que estar el Lunes en el curro, lo cual me deja muy poco tiempo para estar en casa y paso más tiempo en la carretera.

Esos paisajes urbanos que relatas valen oro, niño.

Un saludo.

La Semana Fantástica dijo...

Muchas gracias, toshiaki, de veras.

Y sí, tienes razón, tener más tiempo para uno mismo te permite destilar la vida mejor, más lentamente. Sin la prisa de volver a la rutina, que todo lo borra.

Anónimo dijo...

Ich denke, dass es der falsche Weg ist. Und von ihm muss man zusammenrollen. cialis generika levitra generika erfahrungen [url=http//t7-isis.org]levitra online[/url]