domingo, 11 de noviembre de 2007

¡Qué manía tienes!

"-¡QUÉ MANÍA TIENES!
-SE LLAMA INSTINTO, SEÑORA"
(Una anciana en Atocha. Un transeúnte perplejo)

Una anciana pasea su caniche (blanco por el lomo, sucio en los bajos) por la glorieta de Atocha. Desde lejos veo que habla con él. De cerca compruebo que más bien le grita. El perro intenta con esfuerzo acercarse a los rastros secos que otros perros han dejado en las esquinas, pero ella se lo impide con un tirón de correa detrás de otro. “¡Qué manía tienes!”, se queja la susodicha. “Se llama instinto, señora”, susurra alguien que pasa a su lado. Ese alguien soy yo.

Hace diez minutos que ha ocurrido esto, en esta tarde-noche de domingo después de un par de días en Canarias. Qué raro es este país en el que los reyes mandan callar a gritos a los presidentes (presidentes bocazas y coñazo, desde luego), en unas ciudades estamos con la calefacción puesta para pasar la tarde y en otras se tuestan al sol. Porque yo ayer estaba en bañador en la playa, secándome al lorenzo después de un bañito… dándole vueltas al coco. Y es que la frase de Pi que encabezaba mi último post parece que ha funcionado como un presagio. Los hombres siguen mareándome. Mira que decía yo que volvería a enfangarme… Pues ahí estoy, intentando entender por qué a un individuo le resultas interesante un día (el que te conoce) y al segundo ya no. ¿Será que cambiamos tanto en 48 horas…? ¿O que el mareo de perdiz se ha convertido en el deporte favorito de los treintañeros de principios de siglo? ¿Acaso son los engaños que nos montamos en la primera cita, que se desmoronan en la segunda?

En fin. Ni me cabrea ni me entristece. Me deja perplejo. Somos como ese perrito de Atocha. Ese instinto que nos lleva a acercarnos una y otra vez a los rastros de desconocidos. Ay, me hace falta una viejecita que me tire del collar un poco…

21 comentarios:

Roci dijo...

¡Viva el instinto!
Hay veces que sale bien y otras que sale mal, pero, sin duda, hay que seguir intentándolo. Keep going!
I love you.

PlanetOte dijo...

SF vaya envidia que me daaas, ya me podias dar esa crema k te das.Te has bañado en las cataratas del Teide y secado en el secarral de Palma.Tengo bolero, tengo samba, tengo merengue, tengo de todo lo k pasa...esk ahora...no lo llevo.

y .....a los hombres, ya sabes, hay k ir a las montañas negras a buscarlos.pero haberlos haylos!!!
Respecto a los instintos, ultimamente estoy aprendiendo muchos de ellos, ya sabes lo salvaje k es mi novia, apesar de eso la quiero cada dia mas.Es increible lo que te puede cambiar la vida una nueva buene relacion.

Julio César dijo...

yo entiendo que la inatención no es manía, sino instinto. Es horrible porque eso hace perder tiempo que se podría pasar con personas hermosísimas. Cómo luchar contra el instinto.

La Semana Fantástica dijo...

Ahora mismo la verdad es que no tengo ganas de keepgoing, roci... pero yo también te love.

planetote, haces cochinadas con tu novia? cuidado con los instintos...

uf, julio césar, lo que dices tiene miga... si la inatención en instinto, y el instinto no se puede cambiar... ¡voy listo! pero es que es una verdad como un camión... RRROOOMMMM

moronda dijo...

Mira mira....el Setter Irlandés del otro día no estaba a tu altura de Galgo,te lo digo yo, que soy cada vez más perra.

Patrice dijo...

Yo estoy hasta las narices de lo mismito que tú, mira por donde...

natunga dijo...

Semana si supieras cuanto te entiendo...
Julio César eso de luchar contra el instinto da un huevo de pereza y además mortifica pero yo creo que el instinto se puede reconducir,somos animales de costumbres pero a lo bueno, a lo bueno como estar con personas hermosísimas se acostumbra uno bien rápido. Reconduce tus instintos

telecine dijo...

Jaja.. últimamente digo mucho "¡Qué manía!", y a veces agrego, "la gente...".

Lara dijo...

Si el problema no es el instinto (en la primera cita, el problema del instinto llega en las distancias largas, creo yo), el problema es que hay gente que adora los polvos de usar y tirar y hay otros que adora-mos repetir, si el instinto ha sido bueno, claro. Pero ¿quién se pone a contabilizar energías y a negociar cantidades a esa hora? Pues así nos va. Pero yo te recuerdo, Emilio, que este vaivén, aunque joda, es de lo más emocionante y divertido. Ya te acordarás cuando seas tú quien pasee al perro y tu churri esté preparando la cena mientras (tras siglos de convivencia). (¿En tu cocina siguen planeando los fantasmas de la esquina de la calle Alameda? Fijo que has renovao el vestuario.)

La Semana Fantástica dijo...

Ay, moronda, muchas gracias. Me has inflado el ego (ahora sólo flata que se me infle el higo).

Bienvenida, patrice! Me gustan tus contraportadas.

Benditos hábitos adquiridos, natunga...

Pues que corra la voz de la expresión, telecine, ¡qué manía!

lara, el fantasma se disipa... ya casi se ve menos que los espíritus de las fotos de Iker Jiménez.

Pi dijo...

Ayayayyyy! sí, incomprensible eso de ser linda, la más linda, las más deseada, la más querida y abrazable, y al día siguiente... el silencio por respuesta. No los entiendo, definitivamente no los entiendo.

La Semana Fantástica dijo...

Ya lo cantaba Mónica Naranjo a grito pelao: "¡ENTENDER! ALGO EN LA VIDA...".

Laura dijo...

Si no fuera porque debe de causar la muerte repentina estar más de media hora en Atocha (si pasas el dedo por el aire se te pone como el algodón de Tenn) sería como para quedarse un buen rato a analizar al personal.
Me alegro mucho de haber encontrado este blog, me pasaré más.

Laura dijo...

Por cierto, soy teoriadecatastrofes, la del moco seco.

La Semana Fantástica dijo...

No creas, Laura, el aire no está tan podrido en Atocha... Yo llevo viviendo en ella así como 6 o 7 años y sigo vivo. ¿O será por eso que estoy un poco pa´llá? Un saludo!

Patrice dijo...

Qué alegría cuando nos vamos cruzando todos en los blogs!

recreo dijo...

hola emilio!!!
que alegria verte por aqui!
te mando un beso muy fuerte desde la lejana india...

Laura dijo...

Claro, es que no había pensado en el mundo exterior, pero, por supuesto, si hay perros... qué tonta. Yo es que cojo el tren todos los días ahí, y leo Atocha y pienso en estación, carreras, codazos, zancadillas etc...

La Semana Fantástica dijo...

Patrice, esas redes paralelas y virtuales que se establecen tienen mucho de verdad, mucho. A mí también me alegran.

Hola recreo!!!! Tenéis un nombre tan bonito para un fotolog...

Claro, Laura, mujer, qué te pensabas, que escribía esto desde el puesto de cruasanes de la estación, junto al Cercanía, o qué?

Anónimo dijo...

querido milín,
qué ganas de conversar contigo, creo que tenemos muchas cosas de las que hablar.

en cuanto mi hombro deje de doler tanto nos vemos, espero que sea esta misma semana.

¿qué estará haciendo la tita? espero que el fotógrafo del pánico no esté haciendo de las suyas...

besos - la pirikina

La Semana Fantástica dijo...

La pirikina en el blog por fin!!!! Cuídate ese brazo, que cuando te vea te voy a dar un achuchón que pa qué.

Tita no ha dado señales aún...