lunes, 10 de marzo de 2008

Y voté


Cada vez me siento más como uno de esos seres extraños y difusos que, días antes de unas elecciones, denominan “los dudosos”.

Pues sí, dudé y dudé, y ahí me teníais la noche del sábado visitando las webs de los distintos partidos entre los que “dudaba”, bajándome sus programas en pdf y viendo sus vídeos en Youtube. Qué lejos ha quedado eso de pasarse por la sede del partido a ver si te daban el programa, o buscarse un amiguete que te lo dejase. Me consta que no soy el único que el sábado se ciberinformó para votar: más de una de las que esto leen también estuvo…

Es extraño ir a votar, más aún en una ciudad grande como Madrid. Uno llega a un sitio en el que normalmente jamás entra, ese colegio del que a diario ves salir niños y madres es por un día tu lugar. Pero dentro no hay maestros ni recreo, sino un montón de gente extraña. Un señor que te recibe con una lista y te manda a una mesa. Otro que dice tu nombre en alto. Una mujer que no te deja que metas tú el sobre: tiene que ser ella. ¿Qué hace toda esa gente que vi en esa sala ahora mismo? ¿Y mañana?

Voté y me gustó votar, como siempre. Pero quisiera romper una lanza a favor de los que no votaron el domingo. Es un derecho que nos hace partícipes de la realidad política, sí. Que da sentido al hecho de que tomen decisiones por nosotros y manejen nuestro dinero, sí. Pero no es una obligación. No, no lo siento como tal, y en cambio he escuchado comentarios y conversaciones días atrás en las que se afirma lo contrario y se desprecia al que no vota.

Hay veces en la vida de un hombre (y una mujer; “amigos y amigas…”) en las que votar es ir contra tus principios. Creo que deberíamos meditar un poco sobre ello. Cuando uno no se siente en absoluto representado por ninguna opción, no sé por qué debe votar “lo menos malo”. Votar es algo lo suficientemente importante como para no hacerlo cuando no se cree en lo que se ofrece.

Pero voté, voté. Y convencido. Porque quise.

10 comentarios:

contraportada dijo...

Es muy distinto votar en el pequeño pueblo de provincias donde te has criado. Donde el colegio electoral no es un colegio, sino el salón de actos de la biblioteca municipal; y donde los señores de la mesa son mismamente tu padre, la señora de la cafetería del instituto o la vecina de enfrente.
Yo también he votado. Por correo como viene siendo habitual últimamente. Y convencida también. Pero esta vez, después de que todo terminase, tengo una sensación un poco diferente. Creo que todo el mundo la tiene.

Música dijo...

yo voté por correo, me gusta votar, participar aunque no me sienta totalmente representada por ninguno, porque seamos honestos: nadie tiene todas las variables de lo ofertado ni de nadie se puede tener el total convencimiento de nada, pero para mí el voto es libre como dice la semana FAntástica y tb hay una parte de mí que siente el compromiso(no obligación) de ir por todas las personas que lucharon para que el votar estuviera totalmente normalizado, respeto por supuesto a quien ejerce su derecho a no votar, somos libres obviamente.
Yo voté por correo, fué gracioso porque la tarde de marras en la oficina más cercana (todos los allí presentes llevabamos nuestro aviso de que pasaron por allí y no estábamos en la casa)había un ambiente curioso, había una larga cola para lo mismo y cuando te daban lo tuyo te tenías que poner otra vez al final de la cola, con lo que estuvimos en la foto los mismo mucho rato, fue divertido. Y luego, el domingo, fui a votar con mis padres, nunca supe a quien votan ellos ("el voto es secreto hija mía ") pero fue un honor acompañarlos y en la mesa en la que tenían que votar,, la que cogió el sobre resultó ser una antigua compañera y amiga...que cosas...más "fermosas"

Carol dijo...

Aunque yo voto siempre, entiendo perfectamente a los que pasan. No es fácil ilusionarse con ninguno de los partidos que existen, yo misma no me siento realmente representada por ninguno. Pero tiene cierta emoción el ritual de acudir al colegio, escuchar a los que despotrican porque tienes que coger la papeleta a la vista de todos... Eso sí, ojalá todos los votantes se molestaran en informarse como lo has hecho tú, porque lo más habitual es que las fuentes de información sean Jiménez Losantos o Iñaki Gabilondo (por ejemplo), y así nos luce el pelo...

Plantas Carnívoras dijo...

Hola:

Felicidades por tu blog. CINE FORUM se proyecta en Alfaz del Pi (Alicante) en el Complejo Forum Mare Nostrum C/ camino del pincho nº2 y si estás cerca nos encantaría contar contigo.

Besos 4 breakfast.

Jimmy Trash.

Isabel Romana dijo...

Creo que hay personas, como señalas, que no votan por convencimiento, como una forma íntima e inútil de protestar (y digo inútil porque esa es una voz que no se oye). Sin embargo, hay otras personas, intuyo que las más, que no votan por dejadez, por desinterés, por olvido o porque no se enteran, que también las hay. A mí me ocurre lo que a ti, que me gusta votar y lo hago con convicción. Ya lo creo. Saludos cordiales.

c53 dijo...

me gusta este blog!

Pi dijo...

Yo me hice 60 kilómetros porque me enteré cuatro dias antes que seguía empadronada en.. un pueblo. Se abrió la puerta de la sala de actos del ayuntamiento y tuve que votar. Me puse nerviosa. Pero voté, después de dudarlo toooda la víspera, después de amodorrarme en el sofá toda la mañana. Voté, y sabía que mi voto no contaba para nada en esta provincia donde todo está cantado, sin embargo lo hice como algo puramente testimonial. Y me sentí bien por Rosa, la verdad.
Después me entro antojo de helado de fresa, pero llegan este sábado a la heladería de piedrahíta.

La Semana Fantástica dijo...

Perdonadme que me ponga íntimo hasta en esto, pero leyendo vuestros comentarios siento que lo mejor de votar es que nos une a todos. Cada uno, esté en Alfaz del Pi, Málaga, Ávila o Madrid, salió el domingo de casa (o salió semanas antes a Correos) para pronunciarse, y cada uno tuvo su pequeña historia. A mí, por ejemplo, me cambiaron el colegio electoral, y mira tú por dónde, ahora está en la calle donde tan buenas noches he pasado este verano...

fer dijo...

maricón el qu no vote....

La Semana Fantástica dijo...

Si es que no tienes remedio, fer... jajaja. Mañana te veo en el concierto de Saint Etienne!