viernes, 31 de octubre de 2008

Córdoba, dos J y una Mona

Córdoba fue muchas cosas, cómo de otro modo, pero por encima de todo dos chicas con nombre que empieza por J, que conocí como "coordinadoraas" de este viaje y acabaron siendo amigas con derecho a carcajada. Ellas son otra prueba de que la seriedad en el trabajo es bien compatible con la broma y las risas, algo que siempre defendí en las oficinas que frecuenté en mi vida laboral. No haré aquí un excesivo elogio público, me da corte y a ellas supongo que también. Sólo quiero que se sepa que en Córdoba saben lo que hacen, son listos y se ríen mucho.


A mí me hacía mucha ilusión conocer otra Córdoba, mucho más grande (casi millón y medio de habitantes) y ruidosa que la mía, tan distinta. Literalmente tomada por estudiantes "del interior" (aquí, en Argentina, lo que no es Buenos Aires es el interior, algo un poco escandaloso y que dice mucho de cómo se entiende el país), con mucha música sonando en cualquier lugar y mucha cerveza cayendo en los vasos. Simpáticos, los cordobeses son un rato, con ese acento que uno detecta desde que se sube en el primer taxi que le trae del aeropuerto...

Poco sabía de esta ciudad antes de venir, pero Julieta me dejó una revista (Zona de Obras) en la que dedicaron un dossier a Córdoba, y ahí que me lo empollé. ¿Qué te apetece hacer en Córdoba?, me preguntaron. Cualquier cosa, pero hay una que me gustaría mucho... ¡ver a La Mona! La Mona es un cantante de cuarteto, ritmo canalla y verbenero de esta ciudad, que congrega cada fin de semana a miles de personas con tetra brik de vino en la mano y otras sustancias en el cuerpo. La Mona, Carlos Mona Jiménez, es un mito a la altura de un Raphael en España. Lo grande, grande, es que no sólo pudimos ver a La Mona: por las buenas mañas de las coordinadoras, nos colocaron EN EL ESCENARIO, sí, allí, detrás de los teclados y la batería, asomados por una puertecita. La Mona nos besó a la salida, nos invitó a cerveza, nos... Hay momentos en la vida de un hombre que ocurren cosas extrañas, que la realidad se da la vuelta y uno se cuela por una grieta. Fantásticos míos, acabé cantando con La Mona "Un ramito de violetas" ante 5.000 personas. Me salió flamenca, a lo Manzanita. Gracias a Dios yo no me escuché como deberieron escucharme aquellos enfervorecidos fans. Acto seguido, las dos J, Julia y Julieta, salieron a bailarse un cuarteto en medio del escenario.

Grande, muy grande. ¡Grosso!



17 comentarios:

Nacho dijo...

Alaaaaa!!! jajaja, ¡Estás que te sales!

(ahora a buscar en youtube a ver si alguien te grabó, jeje)

La Semana Fantástica dijo...

Hosti... Calla, calla.

Música dijo...

la seriedad y la risa compatibles en el trabajo...como lo sabes...ayyyy
estoy con Nacho que hay que youtubearteeeeee jajaja a ver quien te escribía a ti versos dime niño dime niño quien era..

Anónimo dijo...

...y todo que que queda aún por contar...fantástico, bks

Toshiaki dijo...

Poned enlace, ponedlo!!!! jajaja

Qué mono, con la mona!

La Semana Fantástica dijo...

Sí, sólo faltaba Chita, toshi.

LUCIANO dijo...

HOLA SOY DE ARGENNTINA ...LLEGUE A ESTE POST GRACIAS A GOOGLE ..
QUIEN ES LA MONA???? UN MUSICO QUE CANTA LETRAS SOCIALES(A CHICOS DE CALLE,MARGINALES,LETRAS DE AMOR Y DEMAS PROBLEMAS DEL MUNDO)CADA BARRIO DE CORDOBA TIENE UNA SEÑA Y EL EN CADA RECITAL RECIBE LAS SEÑAS Y ASI NOMBRA EL BARRIO,TIENE 76 CDS ,QUE ES EL CUARTETO ??PIANO BAJO Y ACORDEON EN SUS INICIOS AHORA SE LE AGREGARON MAS INSTRUMENTOS TECLADO TAMBORA SON CASI 20 MUSICOS .....
SABINA DIJO:NO ME QUIERO MORIR SIN TOCAR CON LA MONA
ACA LES DEJO UNA LETRA
EL FEDERAL(LA POLICIA) :::::
El era un federal,
Chapa en mano conbatia el mal,
Por una amante del pasado,
Su propio hijo habia abandonado,
Era un chico de la calle,
Que haciendo changas, mantenia a su madre,
Y en la flor de su inocencia, tuvo romance con la delincuencia...
Uououooo...
El era un federal,
Que estando de turno en la seccional,
Escucho la voz de alarma,
Y de inmediato acudio con su arma,
Ese hijo abandonado,
No daba mas que droga y pecado,
Su profesion, un delincuente,
Y tambien estaba armado hasta los dientes.
Y paso paso paso, lo que tuvo que pasar
Se enfrentaron padre e hijo en un procedimiento policial,
Se miraron frente a frente,
En sus ojos habia fuego,
Una rafaga en la noche,
Un chico delincuente cae muerto al suelo.
Pero mira, mira, mira que ironia,
Un hijo ladron y un padre policia,
Son las cosas que duelen y tiene la vida,
La rueda del destino gira que gira...
Uououo...

Mónica dijo...

¡Así que fan de La Mona! Ya podés reclamar el título de "cordobés ad honorem". Eso, si también tomaste el "trago nacional" cordobés: fernet con Coca Cola, en la modalidad 90210, que no es precisamente la de Beverly Hills (90% de fernet, 2 cubitos de hielo y 10% de Coke!!)Qué bueno que hayas podidos disfrutar de la ciudad a pleno, con guías divertidas. ¿Sólo vacaciones, o un poco de trabajo?
Saludos,
Mónica

Anónimo dijo...

Bueno, bueno... Si se te cuelga en Youtube que avisen, por favor, que habrá que verte. Tuvo que ser la mona, perdón, la monda.

BSS

BEING BORING

La Semana Fantástica dijo...

Gracias por la info, Luciano. Los lectores españoles la agradecerán. Tremenda historia la que cuenta la cancioncita, madre mía.

Viste, Mónica? Ahora soy doblemente cordobés: de España y de Argentina.

Calla, Being, calla...

· · te miro, te miro dijo...

Fue un placer tenerte en nuestra ciudad, Emilio!!
Y esperamos que regreses pronto y seguido.

Un abrazo

Daniela Bobbio (la de mediateca)

Julia dijo...

qué placer conocer gente como vos Emilio! fueron días de mucho placer y aprendizaje, en eso justamente, en que se puede disfrutar y mucho del trabajo.

brindo xq crezca esta amistad!
nos vemos en España!
Julia

Juli dijo...

Te extrañamos! Aterrizaste?
De más los comentarios, sos un exagerado (cualidad muy cordobesa)
besos!
J.

La Semana Fantástica dijo...

Hola Daniela! Esa mediateca tan bonita... con vistas a la calle... Un beso muy grande para allá! Para mí sí que fue un placer.

Y las dos J, qué les voy a decir. Que sí, que aterricé, y que hace tanto frío que me iría de nuevo corriendo para allá.

Lara dijo...

FLIPO!

Paco dijo...

No dijiste nada sobre este blog durante la clínica. Por suerte existe Facebook y esas cosas y di con La Semana Fantástica. Muy bueno tu artículo sobre Rosario. Y que cosa más extraña que te hayan encantado de este modo los clubes de pesca! Saludos, Paco.

La Semana Fantástica dijo...

En la clínica sólo hablaba de cosas "serias", Paco... Jajajaja.

Qué bueno que hayas llegado hasta aquí. Y qué buenos esos clubs... Me río yo del Hacienda de Manchester y otras zarandajas.