lunes, 14 de abril de 2008

Tonight We Fly

"TONIGHT WE FLY"
(The Divine Comedy)

Mucha tela es lo que os tendría que contar. Desde el viernes hasta hoy lunes he vivido mucha tela, intensos días éstos. Voy a dejar el de hoy, el primero de mi nueva vida, para contarlo mañana o pasado…

Y es que el viernes fue mi último día en La Fábrica, donde he trabajado los últimos 8 años. Yo no soy de llorar, pero días antes de mi marcha había momentos en los que lo pensaba y se me formaba cierto nudito en la garganta… ¿Qué pasará cuando tenga a todo el mundo alrededor y me pidan “que diga unas palabras”? Pues no lloré. Después de una mañana de locos en la que veía que ni siquiera el último día de trabajo me daba tiempo de acabar mis tareas (de hecho no me dio: un cajón y dos estanterías me esperan para ser vaciados), dieron las 2:30 y en la cocina se juntaron todos mis compis… Bueno, todos menos mi jefe, que justo en ese momento recordó que tenía que comprar los billetes para sus vacaciones de mayo… Y claro, pringó a mi amiga Rosa en ello… En fin, feos aparte, brindamos con vino y me regalaron unos altavoces flipantes para que la música de mi iPod suene a todo meter por toda la casa. Lo malo es que el aparatito está lleno de cables raros que no sé si seré capaz de conectar en su sitio correcto… Luego me habían preparado un picoteo y cerveceo en una taberna cercana. Una despedida agradable, cariñosa y divertida. Y alcohólica. Me subí al tren a las 19.35 camino de Córdoba en un estado ligeramente… ligero.

Fue llegar a Córdoba y montarme en un coche camino de Obejo. Obejo es el pueblo donde nació el padre de mi amigo Álvaro, mi amigo más viejo (no él, nuestra amistad), que aún recuerda la pota que eché cuando de pequeño me llevaron al citado pueblecito de Sierra Morena. Quizá algún vecino recuerde también aquel coche que pasó por en medio de la plaza principal llenito de… Bueno, pues esta vez, a pesar de mi miedo a repetir (me aseguré de llevar una bolsa en la chaqueta), no hubo espectáculo.

Paseos largos por el campo: nada menos que 10 kilómetros el sábado, sin darme cuenta… Me gusta el paisaje de la sierra cordobesa. De pequeño prefería el de la tierra de mi madre, Santander, esas cumbres azules y un verde de témpera en la yerba. El tiempo me ha ido haciendo disfrutar más con los perfiles suaves, las cumbres modestas y los horizontes abiertos. Hoy tengo la nariz ligeramente quemada y olor a carne de caza en los jerseys (que mañana sin falta debería lavar). Nos juntamos un buen grupo de amigos del colegio, cada uno con su historia, bien diferentes unas de otras. Elijo esta foto con Emilio y Cameron en primer plano y ese paisaje que tanto me gusta de fondo. No sé si resume algo. Creo que sí. Cierta ternura, amigos y alegría en el ambiente. Y además me acaba de recordar a cuando el padre de Emilio, mi amigo Álvaro, y yo, éramos así de pequeños.


Por lo demás, lo cierto es que tanta despedida el viernes (no pude resistirme y me dediqué a besar y abrazar a cada uno de mis compañeros, allí formados en corro, vaya papelón… pero me encantó hacerlo), tanta cerveza y tanto campo y reencuentro amistoso me impidieron darme cuenta de que empezaba lo que yo llamo “mi nueva vida”. Eso ha comenzado esta mañana… Y es otra historia, que desde que ha empezado suena a Tonight We Fly, la maravillosa canción de The Divine Comedy.

15 comentarios:

Sunion30 dijo...

If tonight you fly, will you fly tomorrow?, se pregunta Icaro...

La Semana Fantástica dijo...

Seguro, Mr. Greek. Este vuelo va para largo...

Música dijo...

Mi amada y nunca bien ponderada semana fantástica...leer este blog ha sido como mirar el Darro...agua clara, ruido suave, emotivo, ...eres tan lindo...yo te veo tan tan lindo que imposible que nada te salga mal, si fueras un color sin duda eres blanco. Te amo.

La Semana Fantástica dijo...

Algo gris tendré, música, no creas, jejeje. ¡Gracias, guapa!

contraportada dijo...

Sólo puedo decir OooohhhhHHHhhh!!!!
Y que se respira algo muy bello en tus posts...!
Besos

Música dijo...

lo bueno del blanco es que se empapa de cualquier color, pongas el que pongas encima siempre luce

La Semana Fantástica dijo...

Muchas felicidades, contraportada. Acabo de descubrir que ya tienes 3 añitos!!!!

Eso es verdad, Música. Me cuesta poco empaparme de otros tonos...

Sunion30 dijo...

...La Semana Fantástica es blanca, cierto, pero hay momentos que me sugieren matices de azules de aire fresco. De correr por el campo como un chiquillo, sorteando piedras y matojos, hacia el abierto cielo que le envuelve.

Impresiones de uno.

La Semana Fantástica dijo...

Aciertas en tus impresiones, sunion. Más aún ahora, con esa banda sonora que sabes que me acompaña desde hace días.

cantaruxa dijo...

tiempo de emociones, de deseos cumplidos, y de los que se han de cumplir: linda vida ésta, que suerte hemos tenido...un 24 de enero...y hoy es martes, y el próximo, martes y también 22, salgamos a celebrarlo por nuestro madrid. ¡un bikaso!

La Semana Fantástica dijo...

Eso está hecho, cantaruxa. La semana que viene será fantástica para mí, porque estarás en Madrid conmigo. ¡Vivan los martes al sol!

Emilú Soares dijo...

...piensa siempre en todo el tiempo que has querido tener para hacer mil cosas y que ahora tienes por delante y vas a sentirte siempre ligero, después de la resaca. Todo eso te mereces porque eres un valiente, además de editor. Ahora sí espero verte pronto. Y si comemos por Diego de León, donde yo paso los días trabajando? Mucha suerte y muchos besos.

La Semana Fantástica dijo...

Eso está hecho, Emilú. Comemos juntitos por tu curro, ahora que yo puedo desplazarme... y que se venga la Fesser si te parece bien. ¡Un beso!

Pi dijo...

Pero si sólo tienes que gritar: "MCGYVERRRRRRRRRR" y volaré rauda y veloz hasta tu atocha querida y te enchufo todos esos cables y me pones a todo volumen la cuchara llena de codeina aquella del lánguido americano que me gustó tanto y cuya letra no tiene naá de ná de amor y movies, con lo que nos gustan....

Cantaruxa en madrid y no me llaman?
jo, va a ser que tener un negocio quita tiempo, qué penita.
Y ese par de churumbeles, ese paisaje tan "del Estado", ¡cómo me gusta tu país.... fantástico!!! y tus recuerdos de carreteras con curvas y paisajes azules!!!

La Semana Fantástica dijo...

Los cables no han podido conmigo, cardhu!!! Suena La Buena Vida en mi salón ahora...

Vivan las movies!

Cantaruxa viene la semana que viene, niña. Te vienes tú también???? Di que sí...